Carreteras
Estado de las carreteras
Estado de las carreteras
Conozca en tiempo real el  clima, atascos, obras, desvíos, etc.

Abogado para Multas de Tráfico
CD MULTAweb
  • Actualizado GRATIS todo el año.
  • Asesoria Telefónica GRATUITA.
  • Sin limite en el número de vehiculos, multas ó fechas.



Copyright © RCR Proyectos de Software
Reservados todos los derechos.
Quiénes somos email: info@multaweb.com
Política protección de datos


4 Prescripción de acción para sancionar

 

Leer contenido

 


 

 


Los plazos de prescripción de la acción para sancionar no han sido modificados tras la reforma del Texto Articulado de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial efectuada por la Ley 17/2005, de 19 de Julio.

En consecuencia, los plazos de prescripción establecidos son los siguientes:

- para las infracciones leves, el plazo de prescripción será de tres meses, contados desde la fecha en que los hechos se hubieran cometido, es decir, desde la fecha de la infracción.

- para las infracciones graves, el plazo de prescripción será de seis meses, contados de igual forma.

- y para las infracciones muy graves, el plazo de prescripción será de un año desde la fecha de la infracción.

Estos plazos suponen la prescripción de la acción de la Administración para sancionar. Utilicemos un sencillo ejemplo para ver de forma clara cómo operan estos plazos: nosotros cometemos una infracción, por ejemplo, estacionamos en un lugar en el que está prohibido el estacionamiento, y cuando volvemos a nuestro vehículo nos encontramos con la sorpresa de que en el parabrisas un agente nos ha dejado un boletín de denuncia por infracción de las normas sobre paradas y estacionamientos. Pues bien, este boletín no tiene consideración de notificación de la denuncia (solamente tienen consideración de notificación y producirán los efectos propios, las denuncias que los agentes nos entreguen en mano, es decir, cuando el agente detiene nuestro vehículo y en ese mismo instante nos denuncia y nos entrega el boletín; ahí ya se nos considera notificados).Al no equipararse ese boletín a la notificación de la denuncia, la Administración deberá proceder a remitirnos la correspondiente notificación, y aquí es cuando entra en juego el plazo de prescripción, pues cuanto más se demore la Administración en la realización de este trámite, con el cual se inicia el procedimiento para sancionarnos, mejor será para nosotros pues el tiempo corre a nuestro favor.
En definitiva, desde el mismo instante en que hayamos cometido la infracción, la Administración va a disponer de un plazo de tres meses, seis meses o un año para notificarnos. Una vez que dichos plazos hayan transcurrido sin habernos efectuado dicha notificación, la acción para sancionar de la Administración habrá prescrito, es decir, ya no tendrá capacidad para sancionarnos.

Así, antes de iniciar el procedimiento sancionador, la Administración deberá comprobar si se ha producido o no la prescripción, es decir, que es la misma Alcaldía o Jefatura de Tráfico, quien, en principio, si observa que la acción para sancionar ha prescrito, debe archivar y dejar sin efecto la multa, cosa que no sucede en la mayoría de los casos y es el propio interesado el que tiene que solicitarla, y aún después de alegarlo, la Administración muchas veces se resiste a darnos la razón; por ello, será conveniente que aportemos las pruebas que podamos poseer, como el recibí del agente notificador, la fecha de recepción de la notificación por correo certificado o la fecha de la publicación de ésta en el Boletín Oficial de la Provincia.

Interrupción de los plazos de prescripción.



Estos plazos de prescripción se interrumpen en el momento en que la Administración realiza cualquier actuación administrativa de la que tenga conocimiento el denunciado o esté encaminada a averiguar su identidad o domicilio y se practique con proyección externa a la dependencia en que se origine o lógicamente, cuando se dirige la notificación al domicilio del denunciado que conste en el Registro de Conductores de Tráfico. Con ello, lo que se pretende es evitar que el conductor sancionado rehúse siempre la notificación e intente que transcurra el plazo, el que corresponda en cada caso, según la infracción, para que prescriba la acción para sancionar dando una dirección falsa o simplemente rechazando las notificaciones que le lleguen a su domicilio. Queda sin efecto la técnica utilizada para ganar la prescripción, de devolver las notificaciones con la indicación de <ausente> o <desconocido>.

Una vez que el plazo de prescripción ha sido interrumpido, si el procedimiento permanece paralizado durante un período de un mes, siempre que se deba a una causa no imputable al denunciado, el plazo de prescripción se reanudará. Así, por ejemplo, si han transcurrido 2 meses desde la fecha de la infracción y se interrumpe por un intento de la Alcaldía de averiguar el domicilio, se reanudará de nuevo si en un mes no se realiza actuación alguna en el procedimiento. Esto significará que, en estos casos, en lugar de hablar, por ejemplo, en el caso de las infracciones leves, de 3 meses, serán 4 los que deban transcurrir (los 3 de la prescripción y 1 en el que, tras la interrupción del plazo inicial de prescripción, el proceso debe estar paralizado).